Laberinto

El corazón de Tremonhue

Réplica del que se encuentra en la Catedral de Chartres, en Francia, el Laberinto ofrece un tiempo y espacio para ir al centro de sí.

Caminar el laberinto tiene una larga historia en el mundo, a modo de tiempo de reflexión, de búsqueda, de meditación.

Abrimos el laberinto especialmente en los momentos de cambios estacionales, cuando la naturaleza nos regala cambios en los colores, en los ritmos, en los sentidos. Tiempos preciosos para detenernos, regalarnos un tiempo, y encontrarnos con nosotros/as mismos/as.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s