3 comentarios

Caminata del Laberinto en solsticio de invierno

Lavandas en Kastellaun

Queridas y queridos,

Como sabemos, es importante marcar los cambios del estación porque las estaciones nos enseñan como vivir nuestros propios ciclos de vida.

Ahora estamos en la época que el pueblo Mapuche nombra Pukem, el tiempo de las grandes lluvias, que culmina en We-tripantu, el inicio del año nuevo en el hemisferio sur, el 24 de junio.  Es la noche más larga del año, el día más corto.  Pero es justo también el tiempo cuando el sol—nuestra madre estrella—hace su giro y empieza su camino hacia nuestro hemisferio otra vez.

Celebramos juntos la llegada del invierno -el tiempo de oscuridad y descanso profundo, de hibernación, de reponer nuestra energía-.  Es el tiempo de dejar ir lo que se tiene que soltar.  Es tiempo de podar.

Una manera de marcar el cambio de estación es caminando el laberinto, que es el camino hacia el centro, el camino que refleja nuestra propia vida, con todos sus nudos y bendiciones.  En el solsticio del invierno en especial estamos invitados a caminarlo en los pies de nuestros ancestros, conectarnos con nuestro linaje, con nuestra intuición colectiva.  

El laberinto de Tremonhue estará abierto el domingo 24 de junio desde las 11:00 de la mañana hasta las 18:00 de la tarde.  Invitamos a los y las amigos de Tremonhue a juntarse con nosotras, las guardianas del laberinto, para caminarlo.  Les  guiamos y les cuidamos.

Donación sugerida: $3.000.

Avisa tu asistencia con Judith Ress: judyress@yahoo.com

Las guardianas del Laberinto de Tremonhue